Skip to Content
Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3

EL SECTOR Descenso en la demanda de servicios de limpieza durante 2020

 

En 2020, el sector de la limpieza ha jugado un papel esencial a la hora de combatir la pandemia y reducir el número de contagios, ofreciendo entornos limpios y seguros para la población. Esto ha sido posible gracias a una rápida capacidad de adaptación al medio y la flexibilidad mostrada por este sector profesional ante un marco actual en constante cambio. Sin embargo, a pesar de esta relevancia, según las estimaciones del INE, en 2020 el volumen de negocio sectorial cae 6,3 puntos porcentuales con respecto al año anterior debido a la suspensión de contratos públicos y de los ERTE en el sector privado.Para este 2021 se prevé únicamente un ligero repunte del 0,25%. De este modo, las nuevas necesidades de higiene y desinfección de espacios originadas por la pandemia no compensarán el descenso de la demanda en los principales sectores más afectados por la crisis y la presión sobre los precios. Del mismo modo, las nuevas rutinas de trabajo y la no asistencia a la oficina, también ha reducido la demanda.

Esta es una de las conclusiones del estudio Grandes Cifras del Sector Limpieza 2021, elaborado por la Comisión Research de IFMA España, capítulo español de la International FacilityManagemetAssociation.

Según la encuesta realizada por IFMA España a empresas del sector, la principal problemática del sector de la limpieza sigue siendo la dictadura del precio, con una reducción continua del coste, seguido de la desviación económica por la pandemia, la subrogación de los empleados por los convenios y los ERTE.

Rápida adaptación al cambio

Según el sondeo de IFMA, las empresas de la limpieza consideran que el futuro del sector pasa por un proceso de innovación y por aplicar soluciones tecnológicas que mejoren la eficiencia de la actividad laboral y faciliten el día a día de los trabajadores.

 

El tratamiento de los residuos originados en el servicio de limpieza, junto con el uso de maquinaria de limpieza sostenible y la reducción de emisiones y huella hídrica son los principales retos que el sector debe afrontar en el aspecto de la sostenibilidad.